Entrevista a Darío Dolz

Darío Francisco Dolz Fernández (Cuenca, 1967) es un político español del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), alcalde de Cuenca desde 2019. Darío Dolz, alcalde de Cuenca, PSOE.

Realizó sus estudios en el colegio público Ramón y Cajal, continuándolos en el IES Alfonso VIII de la capital conquense. Posteriormente realizó la licenciatura en Ingeniería técnico forestal en la Universidad Politécnica de Madrid, En 1994 obtuvo una plaza de funcionario de carrera de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Está casado y tiene dos hijos.

Comenzó su carrera política como delegado provincial de Agricultura y Medio Ambiente (2005-2009), continuándola como director general de política forestal (2009-2011). En 2011 llegó al Ayuntamiento de Cuenca, ocupando la primera Tenencia de Alcaldía, hasta que en octubre de 2015 fue nombrado gerente de la empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (GEACAM). En dicho puesto permaneció hasta postularse como candidato socialista al consistorio conquense en las elecciones municipales del 2019.

El 15 de junio de 2019 se puso al frente del ayuntamiento, al conseguir mayoría absoluta gracias al apoyo de Cuenca Nos Une (seis concejales) y del PSOE (once concejales), sobre un total de veinticinco concejales.

Introducción

A lo largo de los últimos días se han visto folletos del nuevo plan XCuenca donde se ven los nuevos usos a los terrenos de ADIF en Cuenca, los cuales parecen hechos de forma precipitada y a vuela pluma tratándose de un proyecto tan importante para nuestra ciudad. ¿Quién ha desarrollado el plan técnico XCuenca a su paso por la ciudad? ¿A qué se debe esa precipitación?

No hay tanta precipitación como pueda parecer en los planos. Los técnicos de la Gerencia de Urbanismo llevan trabajando junto con ADIF con otra definición de esos terrenos, desde la calle Diego Jiménez a la calle Orégano, es decir, el paso subterráneo que une el barrio de San Fernando con el barrio de Las Quinientas. Ahí aparecía un aparcamiento en la zona del Paseo de San Antonio, derribando el muro; una mayor zona de aparcamiento en el Paseo del Ferrocarril, con una capacidad para 300 plazas; la reutilización de los antiguos almacenes ferroviarios como contenedores culturales; y la instalación de una zona deportiva y una zona verde entre la calle Álvaro de Luna y la calle Orégano. 

Es verdad que posteriormente se ha desarrollado el vial de conexión entre la estación del tren convencional y la estación Fernando Zóbel, y una nueva zona deportiva junto al campo Obispo La Plana. Eso es lo más nuevo en cuanto a la propuesta de ocupación de espacios.

Por último, destacar que es lo que hemos podido desarrollar desde que se presentó el plan, a modo de brocha gorda, que luego habrá de precisarse.

 

Hace unos días, Francisco Domenech, alcalde de Huete, aseguraba que el ministerio, junto al ayuntamiento de Cuenca y la JCCM, llevaba tres meses trabajando en el plan XCuenca antes de su presentación pública, sin contar con el resto de ayuntamientos afectados. ¿Es esto cierto?

No es cierto. Llevamos trabajando junto a ADIF desde 2019 en el espacio entre las calles Diego Jiménez y Orégano. No entiendo por qué el alcalde de Huete dice eso, será él quién tenga que aclararlo.

 

En las últimas semanas os estáis reuniendo con diferentes colectivos y asociaciones de la ciudad para dar información sobre el proyecto ¿Qué piensan los colectivos y asociaciones con los que os habéis reunido? ¿Es esta consulta pública suficiente?

Nos hemos reunido con la Asociación de Vecinos de San Fernando, La Paz, Las Quinientas y Casablanca. Hicimos una reunión para que pudieran asistir todas las asociaciones de vecinos de la ciudad. Acudieron las que lo desearon. Había posiciones a favor del Plan, que supone una integración urbana de los terrenos (ya que el Ayuntamiento de Cuenca no tiene capacidad de mantener o no el tren), acortando la brecha entre barrios de la ciudad.

Además, las dos zonas de aparcamiento planteadas son muy importantes, ya que estamos inmersos en la definición de una Zona de Bajas Emisiones en el centro de la ciudad, por lo que necesitamos sacar coches del centro, de acuerdo a la normativa que marca que para el año 2023 todas las ciudades de más de 50.000 habitantes necesitan esta zona de bajas emisiones.

 

Se prevé que el plan XCuenca tarde más de dos legislaturas en terminarse. Sin embargo, la oposición no apoya este plan. ¿No debería existir entonces un consenso político y social para proporcionarle estabilidad?

Este es un proyecto que transgrede esta legislatura y las dos siguientes, es un plan de ciudad. La oposición no apoya el plan públicamente, aunque sí en petit comité, ya que ya lo promovieron en 2017 sin contraprestación por parte del Ministerio, en contraposición a lo que ocurre actualmente.

Ahora defienden que no se haga, pero en 2017 defendían esta postura. Deberán aclarar su posición. Por nuestra parte, lo tenemos claro: no tenemos capacidad de decisión sobre qué hacer con el tren convencional, pero sí tenemos en cuanto a ese cambio en la movilidad urbana en la ciudad, y la integración de las 22 hectáreas que hoy suponen las vías y alrededores.

 

En relación con la comunicación, el modelo ASTRA desarrollado por la JCCM conectará Cuenca con pueblos de alrededor como Arcas, Villar de Olalla, Chillarón y Jábaga. ¿No se ha tenido en cuenta a las pedanías en este modelo?

En algunos casos sí. Más con el plan de movilidad con los pueblos en su conexión con la capital. Por ejemplo, para venir de Carboneras a Cuenca hay que pasar por Mohorte y La Melgosa, por lo que se verían beneficiados por esta nueva vía de conexión.

Sin embargo, no tocamos ni Cólliga, ni Colliguilla, ni Villanueva de los Escuderos, ni Valdecabras. En cuanto a Nohales, al estar tan cerca de la ciudad, se tendrá en cuenta en el nuevo plan de transporte municipal, junto con el Centro Nacional de Estudios Penitenciarios. 

Por otro lado, en lo relativo al Plan ASTRA, se propone una mejor conexión con el polígono SEPES, muy demandado por los empresarios instalados allí.

Esto se une al dinero (600.000 euros al año) que se va a recibir para mejorar la conexión con la estación Fernando Zóbel, muy necesario tanto para visitantes como para los propios conquenses, aumentando la frecuencia. En definitiva, todas estas vías mejoran notablemente el transporte público de Cuenca y alrededores.

Proyecto vías del tren y urbanización terrenos

Se estiman 21 millones para urbanizar las 22 hectáreas en el centro de la ciudad. Observando los planos, se genera una duda con las zonas amarillas del plan XCuenca en las vías. ¿Qué uso van a tener?

Nos basamos en usos dotacionales, es decir, usos públicos para la ciudad. Por ejemplo, el Instituto Pedro Mercedes se quiere desdoblar, por lo que una de esas parcelas podría albergar el nuevo instituto. 

Por otro lado, hay carencias en la ciudad respecto a ciertas instituciones, como un Centro de Convenciones, que en un principio se quería situar junto al Colegio Fray Luis de León. Dado el problema actual del colector en esa zona, quizás es adecuado situar este Centro de Convenciones en alguna de estas zonas amarillas.Además, tenemos que tener más zonas verdes en la ciudad, aumentando el ratio. 

Es cierto que la premura no ha permitido definir mejor estas zonas.

 

La CEOE es un implicado directo en el proyecto y visto desde fuera los solares parecen “jugosos” para el sector de la construcción. ¿Qué papel ha tenido la CEOE en el plan? ¿Ha habido alguna propuesta concreta desde el sector empresarial?

No ha habido ninguna propuesta concreta, lo afirmo de manera taxativa. Es cierto que fue la CEOE quien comenzó este viaje, y nos pareció una idea estupenda. Me ciño a lo dicho anteriormente: la intención es aportar usos dotacionales a la ciudad.

Pongo otro ejemplo: ¿por qué no se puede trasladar el ferial a una de estas parcelas amarillas?

Sin embargo, me ciño al presente. Y aseguro que no hay ninguna intención de especular en esos terrenos. Quizás en un futuro sea necesario crear vivienda para jóvenes.

 

Según el plan XCuenca, la actual estación se convertirá en una sede para las asociaciones. ¿En qué asociaciones se está pensando para ocupar este espacio? ¿Qué va a ocurrir con las viviendas que hay actualmente allí?

Tendremos que ver los que habitan actualmente en la estación, si continuarán allí o no. Esto no es de un día para otro. Actualmente no hemos hablado de este tema, aunque es evidente que esas personas viven actualmente en un espacio público, propiedad de ADIF. 

Pero si hemos decidido reutilizar la estación, dejando la parte de abajo (el andén) como zona de paso, y los pisos superiores como sede de asociaciones de todo tipo.

Aún así, trataremos la problemática que comentas, sobre las viviendas hoy ocupadas por trabajadores ferroviarios.

 

En declaraciones se han propuesto las construcciones existentes como contenedores culturales sin embargo, observando el plano vemos que, aparentemente, no se tiene en consideración este Patrimonio Industrial protegido que tiene un sistema constructivo único. Ejemplos son tanto los “cocherones”, la nave dedicada a la carga y descarga de mercancía, como también los depósitos que están en la zona de San Fernando. ¿Qué se tiene pensado con lo existente? ¿Se va a integrar en este plan?

Hacer contenedores culturales. Ya en el planteamiento que trabajamos con ADIF en 2019 se contemplaba esta opción. Se mantendrán las estructuras originales, aunque cambiando las cubiertas, pues actualmente son de uralita, y abriendo todos los ventanales que están cerrados.

Hay que definir de manera más precisa qué contendrán, pero será desde Exposiciones Culturales a Zonas Multiusos de carácter cultural.

 

Por definición, un parking disuasorio se debería colocar en el exterior de la ciudad para evitar el uso diario del transporte privado en el centro, peatonalizando más estas zonas. ¿No es una contradicción la construcción de varios de ellos en pleno centro de la ciudad? 

Lo que tenemos nosotros en mente como centro de la ciudad sería más desde Hurtado de Mendoza, dirección Calderón de la Barca, con todas las calles aledañas.

Considero que los aparcamientos no están en el centro, sino cerca del mismo. Dan nuevas posibilidades respecto a la movilidad y sacar coches del centro, de acuerdo a la nueva Zona de Bajas Emisiones. Los coches que vengan desde la carretera de Valencia no podrán llegar al centro, aparcando allí. Esto nos da un nuevo marco de relaciones humanas en la zona céntrica, en consonancia con lo que están haciendo otras ciudades. Se eliminarán viales, transformándolos en zonas verdes o vías ciclistas.

 

Este proyecto puede ser un antes y un después para Cuenca. Vemos como en otras ciudades, operaciones de esta magnitud se han pensado mucho y se han sacado a subasta públicamente para que diversos estudios acometan esta intervención de la mejor manera, con un equipo multidisciplinar y teniendo en cuenta todos los factores y puntos de vista (sostenibilidad, eficiencia, sensibilidad…pero también usos, espacios verdes de calidad, densidades, etc). Ejemplos cercanos son “Madrid Río” o el “Cauce del Turia” en Valencia, con un proceso participativo y abierto. ¿Por qué no se hace algo parecido aquí?

A lo mejor hay que abrir ese proceso participativo respecto a las zonas amarillas, para decidir qué es lo mejor entre todos. 

Este Plan XCuenca se presentó al Colegio de Arquitectos. Tras la presentación, pregunté a muchos de ellos qué les parecía. Más de uno (es cierto que no de boca de su presidente) nos dijo que era lo único que cabe hacer allí, por lo que no iremos tan desencaminados. 

Aún así, estaríamos encantados de que fuera la propia ciudadanía quién dijese qué quiere en esas parcelas.

 

Mientras que todas las ciudades del siglo XXI, en consonancia con las directrices europeas, buscan la peatonalización, el incremento de transporte público y las zonas verdes de calidad, el plan XCuenca se centra en aparcamientos (más de 400), rotondas (3) y viales. ¿Es facilitar el coche el rumbo que busca la ciudad de Cuenca en el 2022?

Tenemos que tener una conexión muy clara tanto con la estación Fernando Zóbel como con la futura autovía Cuenca-Albacete. Yo creo que no es contradictorio con la filosofía de la Agenda 2030 de Ciudades Sostenibles y del futuro. Como comentaba, esto se complementa con el proyecto de Zona de Bajas Emisiones en el centro de la ciudad.

Además, el vial consiste en un bulevar con aceras, zonas verdes y carril bici, y viales transversales. Por otro lado, vamos a poner sobre la mesa nuevas acciones para favorecer al ciclista y al peatón, haciendo de Cuenca una ciudad más ciclable. En Cuenca, cogemos el coche para todo, por lo que es necesario un cambio de mentalidad, andando más y haciendo más uso del transporte público.

No sólo hay que quedarse en las infraestructuras que implica el Plan. Estoy dispuesto a incluir en los presupuestos participativos la utilización de estos espacios.

Deja una respuesta