¿Y tú que dices? Dí basta

Imagen de cabecera: Imagen de la Campaña de personas sin hogar de Cáritas Española 2020. Fuente: Cáritas Española

El día 25 de octubre se conmemoró el Día de las Personas Sin Hogar, una fecha en la que las entidades que trabajan con este colectivo aprovechan para insistir en la importancia de garantizar el derecho a una vivienda digna, recogido entre otros documentos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 o en el artículo 47 de la Constitución Española de 1978.

¿Qué es la exclusión social y el sinhogarismo?

La exclusión social es un fenómeno que afecta a amplios sectores de la población y no es solo carencia monetaria, también implica carencias en otras variables, como educación, salud, empleo, vivienda, vínculos familiares, vecinales y sociales (Serrano y Arriba, 1998). 

Una de las formas más graves de exclusión social es el sinhogarismo. Las personas sin hogar están muy estereotipadas, normalmente se piensa que son personas con adicciones al alcohol o las drogas, personas que provienen de familias pobres y/o desestructuradas, etc. Y no es siempre así. Existe una gran diversidad dentro de este colectivo. Especialmente la crisis económica, la crisis social y sanitaria provocada por la COVID-19 y los llamados nuevos perfiles (jóvenes inmigrantes que vienen a España en busca de refugio y asilo político) han influido en que los perfiles de este colectivo sigan cambiando. 

Sin embargo, la realidad es que el sinhogarismo es algo muy complejo: intervienen muchas causas, que pueden ser individuales (adicciones, ruptura de relaciones familiares y sociales, etc.) o estructurales (reparto de riqueza entre los ciudadanos, limitaciones del mercado de trabajo, etc.). Causas que se hacen más graves si las respuestas institucionales no son adecuadas en lo que se refiere a la prevención y atención de las personas sin hogar (García Herrero, 2011).

¿Quién trabaja en la atención a estas personas?

En nuestra ciudad, la entidad que trabaja a favor de este colectivo es Cáritas Diocesana, que dispone de programas de atención a personas sin hogar que, en lo que va de año, ha acompañado a 291 personas. Para ello cuenta con dos dispositivos, el Centro de Alojamiento de Urgencia y el Centro de Atención Residencial “San Julián”.

El Centro de Alojamiento de Urgencia (CAU) es un recurso destinado a satisfacer las necesidades básicas e inmediatas de las personas sin hogar como pueden ser alojamiento, comida y ducha. Además, posibilita el inicio de un proceso de inserción social.

El Centro de Atención Residencial “San Julián” es un recurso de alojamiento y acompañamiento y convivencia donde se inicia un proceso de inserción social, formativo y laboral individualizado con cada persona. Este dispositivo presta una atención integral con el fin de insertar en la sociedad a los participantes, siendo ellos mismos protagonistas de su propio proceso.

Imagen de la Campaña de personas sin hogar de Cáritas Española 2020. Fuente: Cáritas Española

Campaña 2020

La campaña de personas sin hogar de Cáritas Española del año 2020 lleva como lema “No tener casa mata” junto al ya tradicional lema “¿Y tú qué dices? Di basta, nadie sin hogar”. 

Este año, debido a la propagación de la COVID-19, ha sido imposible realizar la Lectura del Manifiesto por el Día de las Personas Sin Hogar y el flashmob. Sin embargo, se ha podido realizar acción virtual de sensibilización y visibilidad con la realización de un vídeo en el que han participado tanto trabajadores como participantes del Centro de Alojamiento de Urgencia y del Centro de Atención Residencial “San Julián”.

A continuación, puedes ver el vídeo de la campaña o acceder a él desde aquí.

En un año marcado por el coronavirus, es más importante aún mostrar la realidad que viven las personas sin hogar, ya que una de las medidas que se han dirigido a la población durante este año es la de quedarse en casa, algo imposible para las personas que viven en la calle. Pero la realización de este tipo de campañas no es importante solamente para sensibilizar a la sociedad y denunciar estas situaciones en las que se está vulnerando el derecho de las personas a la vivienda; también para exigir a las Administraciones Públicas que intervengan en los ámbitos que les corresponda para evitar situaciones de exclusión social, creando políticas públicas en las que las personas sean el centro y se garantice el acceso y ejercicio de sus derechos, permitiendo que algunas entidades sociales participen en la planificación y ejecución de estas políticas.

De esta manera se podrían prevenir situaciones de sinhogarismo facilitando el acceso a una vivienda digna mediante políticas de garantía de ingresos (rentas mínimas) o alquiler social, que es algo de lo que España carece.

Lema de la Campaña de personas sin hogar de Cáritas Española. Fuente: Cáritas Española

Bibliografía

García Herrero, G. (2011). Intervención Social con Personas Sin Hogar. I Jornadas Técnicas sobre Intervención Social con PSH, Madrid, 21 junio.

Serrano, A. y Arriba, A. (1998). ¿Pobres o excluidos? El ingreso Madrileño de Integración en perspectiva comparada. Madrid: Fundación Argentaria – Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Deja una respuesta