Entrevista a Crisdose, organizadora del Festival de Arte Urbano Astarté

Crisdose: “Me gustaría dejar un mundo más bonito”

La muralista iniestense es la organizadora del Festival de Arte Urbano Astarté que transforma cada año Iniesta en un lugar más bonito para vivir.

Foto: Mario Mora, La Circular.

Cuando Cristina Domínguez descubrió que la pintura es algo más que pintar en una fibra de lino o algodón nació Crisdose. Los muros también son una buena opción como lienzo que te invita a imaginar y cuando se fusionan arte y compromiso social el valor añadido es incalculable. Si no, que se lo digan a la artista iniestense Cristina Domínguez, más conocida como Crisdose. En 2020 fue seleccionada por primera vez como componente de Despiertas. Mujeres, arte e identidad

Además esta artista procedente de la Manchuela, está llevando a cabo otras iniciativas para dar visibilidad a los artistas, los cuales atraviesan hoy en día un panorama complicado, donde es muy difícil poder abrirse un hueco y vivir de ello.  Entre estos proyectos, podemos señalar los murales inclusivos, los cuales serán realizados sobre todo por los colegios de diferentes pueblos; talleres de arte con colectivos vulnerables para implicarlos en la creación artística o el Festival de Arte Urbano Astarté. 

Este festival, que se celebra en Iniesta, su pueblo natal, a mediados de julio, por segundo año consecutivo, es trasladado como iniciativa cultural a los recónditos pueblos de La Serranía conquense, donde la artista invita a participar y acoger el novedoso proyecto.

Astarté nace con la ilusión de poder llevar el arte y el compromiso a la sociedad, primeramente a los rincones  de la Manchuela y con el tiempo, a otras partes del mundo rural.

Foto: Mario Mora, La Circular.

“El arte es de todos y para todos, esto quiero que sea la esencia”

El festival consiste en la pintura de murales de diferentes temáticas, sobre todo sociales, en las paredes de los edificios del pueblo de Iniesta; conciertos musicales y creación de esculturas con cartón, por el momento. La primera vez que se llevó a cabo el festival,  asistieron sólo cinco artistas, cada uno de ellos de manera libre. “Fue un experimento para llevar el arte al mundo rural y la gente participó independientemente de su edad, de manera activa. Tiene una muy buena acogida en el pueblo”, según la iniestense.

Además, Astarté tiene un componente social muy importante, ya que participa y colabora con asociaciones de diferentes colectivos, por ejemplo, con personas con discapacidad o con enfermedades mentales. En esta edición contará con personas de la tercera edad, el objetivo será acercarles el arte con el que quizá no están tan familiarizados al pertenecer a zonas rurales. 

Iniesta, que cuenta con casi 4500 habitantes, se vuelca con el arte y la cultura. El pueblo tiene gran cantidad de casas grandes, con inmensos muros, por ello el primer año que se celebró el festival, se llevó a cabo una propuesta para que quien quisiera pudiera ofrecer su muro para la realización de obras. Se consiguieron 30 muros en total. 

La capacidad de ofrecer calidez y cercanía a los artistas que acuden al pueblo con el objetivo de participar en Astarté hace que cuando este termina “se marchen encantados y con ganas de volver al año siguiente”. Esta es una de las razones por las que se busca promover la celebración del festival en otros municipios, que podrían beneficiarse de diferentes maneras. 

Foto: Mario Mora, La Circular.

“Se ha creado un mapa con una ruta de los murales, en un intento de atraer al turismo y aumentar así el número de visitantes al pueblo”

Este Festival dedicado a las artes intenta abrirse espacio también hacia las administraciones con el fin de conseguir aportaciones o subvenciones que le permitan perdurar en el tiempo, además de mejorar las actuaciones musicales o la promoción para llegar a otras comarcas, en definitiva, conseguir unas condiciones óptimas para la celebración del festival. 

Hasta ahora, el evento ha contado únicamente con una pequeña subvención otorgada por la Diputación y el apoyo incondicional del ayuntamiento y su alcalde, que deja libertad a los artistas para decidir qué obras realizar en sus muros:

“Normalmente hacemos una lista con propuestas para los murales, un tema concreto, pero también obras que no tengan nada que ver con este, suele haber conexión con las cosas que suceden en el pueblo”

Por el momento solo queda esperar al 15 de julio para ver las calles de Iniesta llenas de asistentes a la tercera edición del Festival de Arte Urbano Astarté. Allí nos veremos. 

Deja una respuesta