Broche de Oro – De tu mirada

Al sol altiva luz osada

donde el tiempo despierta en su frescura,

remanso de risca imaginado

sesteadero de los sueños del poeta,

viajera entre pinos de tu sierra

silueta de estrellas desde el cielo.

Naufraga en viento de cristal,

ondulante camino de andar pausado

precipitada al borde de tus ríos

cincelada en rubores de álamos

amanecida serena en tus hocinos.

Cuenca amante enfebrecida

ingrávida calma en su hermosura

esculpe en  tu altivez el extravío

desafiante al tiempo,

varada en la locura de tu esplendor de antaño

fiel canto de sirenas

que arrullan tu osamenta,

testigo eterno  de ponientes

alada sombra que teje el misterio

memoria del que espera

volver a tus pies

para perderse en el talud plateado

de tu mirada.

María Elena Marín Marín

Deja una respuesta