Dicen los espejos

Me costó trabajo levantarme. Sentía la boca seca y veía mi habitación de unos tonos extraños. Como pude me encaminé al cuarto de baño, abrí el grifo del lavabo, levanté la vista para mirarme en el espejo. Un  escalofrío me recorrió de arriba abajo: vi mi rostro ensangrentado. Aparté horrorizado…

Continuar leyendoDicen los espejos